You have permission to edit this article.
Edit

Nuestra visión: Nos encanta la semana muerta

  • 0
  • 2 min to read
stuDYING

Physics senior Ray Barriball studies outside of the union last semester. 

La semana favorita para odiar de todos los estudiantes universitarios está a la vuelta de la esquina: “dead week” [o la semana muerta]. Hemos decidido que la semana muerta no está tan muerta como parece. Es la zombi de estrés chupadora de almas que nunca morirá. Así que en lugar de quejarnos de la semana muerta, decidimos darle una oportunidad. Tenemos noticias para ti - amamos la semana muerta. Resulta que la semana muerta es en realidad muy dulce bajo ese exterior de muchacho malo con múltiples fechas de vencimiento y horas insuperables de estudio.

Realmente, es una delicia ir a clases la semana antes de los finales con papeles, exámenes y proyectos con fechas de caducidad. Honestamente, el estrés aplastante de la semana muerta nos deja paralizados emocionalmente y no nos deja hacer ninguna otra cosa, por lo que podría considerarse como un sedante gratuito. También pensamos que es encantador que se le llame ‘muerta’ porque nos sentimos muertos en el interior durante su transcurso.

La semana muerta es como esa ex con la que te arrepientes de haber tenido una aventura, pero por la que todavía sientes algo. No queremos involucrarnos con la semana muerta, pero todos los años, sin falta, volvemos a caer en sus garras. Sin embargo, nuestro breve romance con ella puede ser encantador. Hemos enumerado algunas de las razones por nuestro nuevo amor por esta incomprendida semana y esperamos que tú también descubras su dulce interior.

Es perfectamente aceptable usar la misma ropa por una semana consecutiva

Saca tus pantalones manchados y recógete el pelo sin lavar en un moño: es la semana muerta. Las pantuflas se usan ​​como zapatos, la vieja sudadera de papá y la camiseta con la que te fuiste a la cama la noche anterior son todas opciones de vestimenta aceptable durante la semana muerta. Nos encanta que la semana muerta les de a los estudiantes permiso para echar por la ventana todos los parámetros de moda y buen vestir.

¿Dieta? ¿Cuál dieta?

Lo escuchaste aquí primero; las calorías no cuentan durante la semana muerta. Vivir en la biblioteca y la privación extrema de sueño significa que es aceptable una dieta donde a todas horas se permite comer comida procesada, en caja o preparada en microondas. Es asqueroso y extremadamente divertido el no tener que preocuparse por la salud durante una semana entera, y agradecemos a la semana muerta por darnos esta oportunidad.

La siesta puede ser en cualquier lugar, en cualquier momento

Dormir la siesta se convierte en un deporte extremo durante la semana muerta. Durante esta semana no es sorprendente ver a los estudiantes dormitando en cualquier superficie plana disponible, de día o de noche. Los horarios coherentes de sueño dejan de existir durante la semana muerta y disfrutamos de la oportunidad de contar los parpadeos especialmente largos, como micro siestas.

Puedes actuar de manera infantil

Los berrinches emocionales y totalmente dramáticos como llorar, gritar y patalear son descripciones adecuadas de cualquier típico niño de 4 años de edad, o de un estudiante universitario estresado durante la semana muerta. Nos encanta la semana muerta porque nos da permiso de vestirnos, actuar y comer como niños pequeños sin la supervisión de un adulto. Así que en la semana muerta no todo  es pesimismo y tristeza. Es una semana donde se echan por la borda todas las expectativas sociales de buenos modales y es una prueba valiosa de lo mucho que se puede lograr después de no haber hecho nada durante todo el semestre. Esperamos que encuentres el rayo de luz y esperanza en esta semana muerta como lo hicimos nosotros y abraces la locura que conduce a lo exámenes finales.

 

Traducido por Arní Álvarez

Support independent journalism serving OU

Do you appreciate the work we do as the only independent media outlet dedicated to serving OU students, faculty, staff and alumni on campus and around the world for more than 100 years?

Then consider helping fund our endeavors. Around the world, communities are grappling with what journalism is worth and how to fund the civic good that robust news organizations can generate. We believe The OU Daily and Crimson Quarterly magazine provide real value to this community both now by covering OU, and tomorrow by helping launch the careers of media professionals.

If you’re able, please SUPPORT US TODAY FOR AS LITTLE AS $1. You can make a one-time donation or a recurring pledge.

Load comments