You are the owner of this article.
You have permission to edit this article.
Edit

Dos estudiantes de OU encuentran confort con mascotas que brindan apoyo emocional

  • Updated
  • 0
  • 3 min to read
Resident Dogs

Chemistry and biochemistry freshman Beth Taylor plays with her dog Boomer on Friday afternoon outside of Cate Center.

La estudiante de primer año de Lingüística, Kai Barclay, pone su alarma para levantarse todas las mañanas, pero su alarma más confiable es su perro, Oliver.

Mientras la luz de la mañana entra por las ventanas del dormitorio de Barclay, Oliver, su perrito, brinca a la cama de sus dueña cuando oye el sonido de la primera alarma. Él coloca su cabeza en el hombro de Barclay mientras ella descansa sus ojos  unos minutos más. Cuando Oliver escucha la segunda alarma, empieza a empujar a Barclay y le quita las sábanas, para al fin lograr que los dos se levanten, desayunen y se vayan a clases.

A donde sea que vaya Barclay, también va Oliver. Está registrado como un animal de apoyo emocional, por lo que asiste a clases con Barclay y duerme en los pasillos de la residencia con ella. Oliver es una fuente de consuelo y apoyo para Barclay, quien sufre de ansiedad y depresión.

"Si estoy en clase y Oliver se da cuenta de que estoy un poco estresada, se arrastra hasta mi regazo – sólo con sus patas delanteras – para que lo pueda abrazar", dice Barclay. "La mayoría de las veces acierta al reconocer mi estado emocional".

Ella adoptó a Oliver de un refugio de animales el noviembre pasado, después de haberse sentido nostálgica y solitaria los primeros meses de su primer año en la universidad. Se dio cuenta de que una amiga, la estudiante de bioquímica de primer año, Beth Taylor, tenía un perro - acertadamente llamado Boomer - que vivía con ella en los dormitorios como un animal de apoyo emocional. Taylor guió a Barclay a través del proceso de registro de Oliver como animal de apoyo emocional para ayudarla a hacer frente a la ansiedad.

Barclay y Taylor ambas pasaron por el Centro de Recursos para las Discapacidades de OU para asegurarse de que sus perros pudieran vivir con ellas en los pasillos de la residencia.

Según el sitio web del Centro de Recursos para las Discapacidades de OU, la ley federal permite a los estudiantes tener un animal de asistencia en la vivienda universitaria si el estudiante tiene una discapacidad, el animal es necesario para dar al estudiante la oportunidad de vivir y disfrutar de la vida universitaria y hay una correlación definitiva entre la discapacidad del alumno y la asistencia que el animal ofrece.

Con la documentación de un médico que corrobore la discapacidad del alumno e informando sobre la asistencia que el animal puede ofrecer, los estudiantes pueden mantener a un animal en las residencias viviendo con ellos, siempre y cuando no sea perjudicial.

A diferencia de Barclay, el único compañero de habitación de Taylor es su perro. Después de registrarse en el Centro de Recursos para las Discapacidades de OU, recibió el permiso para que los dos vivieran en un solo dormitorio en la torre Walker. Taylor adoptó a Boomer de un refugio en Oklahoma City cerca a finales de su último año de la escuela secundaria. No le gusta estar sola, y Boomer puede estar siempre con ella.

Aunque la mayoría de las personas responden bien al ver a Boomer, Taylor dijo que algunas personas lo ven como una invitación para hacer preguntas demasiado personales.

"Hay gente que camina y acaricia a mi perro y luego pregunta, 'Entonces, ¿cuál es tu problema?'", dice Taylor. "Y yo no sé cómo responder a algo así".

Boomer está en proceso de ser certificado como un perro de servicio. Taylor, que tiene epilepsia, quiere entrenarlo para que le advierta cuando ella está a punto de tener una convulsión. Del mismo modo, Barclay está entrenando a su perro, Oliver, como un animal de servicio psiquiátrico.

Aún así, no todos los campus universitarios son hospitalarios con perros como Oliver o Boomer.

El jueves pasado, el periódico estudiantil de la Universidad de Rhode Island, ‘The Good 5 Cent Cigar’, publicó un artículo alegre sobre uno de los conserjes de la universidad y su perro de terapia, un husky llamado Ivy. Esta semana, el departamento de vivienda y vida residencial de la universidad ordenó que Ivy se fuera de la escuela.

El propietario de Ivy, Mike LaPolice, dijo que al principio estaba contento con el artículo- él estaba emocionado de que más estudiantes supieran sobre los perros de terapia y el efecto positivo que mascotas como Ivy pueden tener en los estudiantes universitarios. Pero cuando fue abordado por el personal de vivienda universitaria, y se le exigió que se llevara a Ivy a casa, perdiendo el día laboral del jueves, LaPolice se sorprendió.

"Nunca pensé que esto iba a pasar", dijo LaPolice en una entrevista con ‘The Good 5 Cent Cigar’.

Los estudiantes de la Universidad de Rhode Island atestiguan sobre el efecto calmante de Ivy. Uno de los estudiantes señaló que Ivy parece sentir cuando está molesto su dueño para luego consolarlo.

Barclay dice que aunque Oliver no es todavía un perro de terapia, sus amigos y compañeros a menudo preguntan si pueden acariciarlo y pasar tiempo con él cuando están estresados. Reconocen el efecto terapéutico que la presencia de Oliver tiene sobre ellos, ella siempre dice que sí.

Para ella, es muy sencillo.

"Los perros sólo hacen feliz a la gente", dice Barclay. "Este es más o menos su propósito en la vida."

Traducido por Arní Álvarez

Dana Branham is a journalism senior and enterprise editor of The Daily. Previously, she worked as editor-in-chief, engagement managing editor, online editor, social media coordinator and news reporter.

Support independent journalism serving OU

Do you appreciate the work we do as the only independent media outlet dedicated to serving OU students, faculty, staff and alumni on campus and around the world for more than 100 years?

Then consider helping fund our endeavors. Around the world, communities are grappling with what journalism is worth and how to fund the civic good that robust news organizations can generate. We believe The OU Daily and Crimson Quarterly magazine provide real value to this community both now by covering OU, and tomorrow by helping launch the careers of media professionals.

If you’re able, please SUPPORT US TODAY FOR AS LITTLE AS $1. You can make a one-time donation or a recurring pledge.

Load comments